Piccolo Brabantino

El Piccolo Brabantino es un perrito muy gracioso, bastante alegre y vivo, dotado de una inteligencia notable, en general un perro balanceado. Es curioso, de temperamento alegre y siempre está interesado en todo lo que le rodea.

Características del Piccolo Brabantino

Piccolo Brabantino

Peso

Es una raza que era usada para cazar ratas en los barcos y por esto son bastante pequeños. Tienen un peso normal aproximado que oscila entre los 4kg hasta los 5kg.

Tamaño

Entran en la categoría de razas de perros pequeños, teniendo una medida entre los 18 y 20 centímetros apenas.

Pelaje

De entre las 3 razas que el tiene parentesco, es el que difiere mas pues su pelaje es corto como el de un Pug Carlino, justo por sus constantes cruzas con este. Esta pequeña alfombra de pelo es un poco aspera, y brillante.

Personalidad del Piccolo Brabantino.

El Piccolo Brabantino es un perro observador, curioso, y juguetón. Siendo esta la causa de que se de tan bien con los niños, aguanta bastante bien sus juegos pesados, pero sin abusar, pues tiene su temperamento oculto. Cuenta con un adiestramiento sencillo. Es afectivo y cariñoso. Un perfecto ejemplar para toda la familia. Algunos Piccolo Brabantino pueden ser ruidosos, pero eso probablemente se explique por ser un poco nerviosos o incluso la soledad.

Ellos son muy inteligentes, además de balanceados emocionalmente y un tanto orgullosos. Estarán atentos a todo su entorno y a cualquier cosa que pueda cambiar en el. Es una raza no suele ser agresiva ni tímida con extraños.

Cuidados del Piccolo Brabantino

Raza de perros medianos

Es una raza muy sana y recomendada para toda la familia por esto mismo, no requiere gran esfuerzo de ningún tipo mantener un canino de esta raza de perros medianos. Son bastante independientes y al ser perros tranquilos se adaptan muy bien a todo entorno al que le obliguen a estar.

Son un poco enérgicos a veces y recomendamos algunos paseos cada tanto para que el animal pueda botar un poco de esta energía mientras se encuentra en caminata.

Alimentación

Es un perro robusto y fuerte, criado en sus inicios para comer ratones. Por esto su alimentación no suele ser un mayor problema.

Una alimentación balanceada como la que debería tener casi todo perro, carne de vacuno, pollo, algunos vegetales combinados con estas bastara. Siempre se recomienda pienso para perros. Variar su dieta puede traer un descontrol en sus nutrientes. Si deseas hacer variaciones te recomendamos hablarlo con su veterinario.

No se recomienda la comida humana pues esta es muy condimentada y puede afectar su aparato digestivo.

Enfermedades

El Piccolo Brabantino es una raza sana y  no posee complicaciones particulares de la raza. Es importante prestar atención a sus ojos grandes y saltados, ya que son propensos a sufrir lesiones e infecciones. Otro problema no tan común, es que algunos ejemplares de la raza pueden presentar cuadros epilépticos.

Como toda raza robusta de perros, estos pueden volverse un tanto sedentarios y subir de peso con facilidad, por esto recomendamos sacarlos a pasear con cierta regularidad. Además de esto, no hay mucho más que decir pues estamos ante una raza que goza de gran salud y bien cuidado pueden vivir hasta 14 años.

Origen del pequeño brabantino

El Piccolo Brabantino, el Griffon de Bruselas y el Griffon Belga tienen un origen en común. Estos tres cachorros vinieron de los pequeños perros cazadores de ratas que rondaban por los establos europeos. Estos pequeños perros se deshacían de las ratas, guardaban la casa y eran buenos perros de compañía además mantenerlos era económico. En Bélgica estaban siendo muy apreciados en el siglo XIX. Los belgas al ver esto, se encargaron de mejorar estos griffones de establo a partir de cruces con razas extranjeras (como el Pug y el King Charles Spaniel). Son llamados casi de la misma forma, pero poseen características distintas.

Esta variedad se debe en gran parte al cruce entre esos perros y el Pug, de aquí viene su pelaje corto. Esta variante comenzó a llamarse Griffon de Bruselas. Mientras se extendía, todo Europa le llamaba Petit Brabançon (pequeño brabantino), que acabó convirtiéndose en el nombre oficial de la raza.

Algunas historias cuentan que estos perros a veces viajaban en los carruajes con los cocheros y que gracias a sus expresiones mal humoradas se volvieron populares entre las señoras de la alta sociedad, además de los cocheros, que ya apreciaban la raza por cuidar sus carruajes.

Subir