Dogo Argentino

El Dogo Argentino es un canino ágil, proactivo, imponente, dominante, a primera vista intimidante sin embargo suele ser muy afectuoso, juguetón y amigable. Por otro lado el Dogo Argentino es un buen cazador, guardián y defensor de sus dueños.

Un tema delicado, una raza que desde hace un tiempo ha estado rodeada de una gran controversia a su alrededor. Todos conocen a los Pitbull por esas horripilantes historias de perros asesinos; personas atacadas hasta la muerte, peleas callejeras y demás. Pues ahora hablaremos de un perro que sufre el mismo estigma erróneo por su gran parecido físico al Pitbull, una raza poco conocida: el Dogo Argentino.

Es importante aclarar que todas las controversias que rodean al Pitbull, y por ende también a esta raza, sobre violencia, son totalmente equivocadas y siempre dependerá de la crianza y el dueño.

Características y cuidados del Dogo argentino.

Tamaño.

El tamaño de los machos suele ser de 65 a 72 cm y las hembras 60 a 62 cm.

Dogo Argentino

Peso.

El peso entre macho y hembra siempre varia, en este caso el macho pesa de 45 a 55 kg mientras que la hembra pesa unos 40 a 44 kg.

Pelaje.

Su pelaje es suave, corto y color blanco, a pesar de eso requiere cepillarle constantemente para quitar los pelos que va mudando.

Personalidad del Dogo Argentino.

Es una raza dominante, creada para la pelea y la caza. Son de los perros de peleas más fuertes y ágiles del mundo, o por lo menos lo fueron. No son agresivos con las personas; al contrario son muy sensibles y juguetones con las personas. Su temperamento hace que sean bastante sobre protectores.
Son perros magníficos, perfectos para convivir hasta con los más pequeños del hogar si están bien entrenados. Tienen un fuerte temperamento y son dominantes especialmente con otros perros. Como toda raza dominante, requieren un dueño aún más dominante para poder manejarlos bien.
Pero a pesar de todo esto, son perros muy cariñosos que les encanta formar vínculos y recibir constante cariño de su amo y familia; las caricias y los abrazos son algo a diario con ellos, incluso si se separan de él, yendo a otra habitación, posiblemente llore por compañía.

Cuidados del Dogo Argentino.

Su piel es delicada al igual que otros perros con falta de pigmentación por lo que es importante no sobre exponerlo al sol; fuera de eso es recomendable llevarlo de paseo todos los días, sobre todo a parques en donde se pueda desenvolver libremente y ejercitarse pues su contextura le exige dicha actividad física.

Alimentación.

La alimentación del Dogo Argentino va a depender de su peso, edad y de la actividad física que este realice, existen algunos productos (pienso) en el mercado los cuales indican las medidas o gramos a consumir por el perro, sin embargo no debemos confiarnos tanto pues estas medidas son generales y cada perro es distinto y requiere atenciones diferentes por eso lo mejor siempre va ser consultar con el veterinario pues él nos dará las mejores recomendaciones para el buen desarrollo de nuestra mascota.

raza de perros medianos

Enfermedades.

Tienen una buena esperanza de vida, bastante elevada en comparación a otros de nuestros compañeros caninos. El dogo argentino bien cuidado puede llegar a vivir entre 11 y 12 años, e incluso más. Algunas de las enfermedades características de la raza son las siguientes: sordera, problemas de piel, ya que solo tienen una capa de pelo que la proteja, y la displasia de cadera por su gran tamaño.

Origen del Dogo Argentino.

Todo se remonta a Córdoba , Argentina (por eso el nombre); en pleno auge de las peleas callejeras, que duró hasta comienzos del presente siglo, debido a la necesidad de ganar y de crear cada vez mejores bestias para la pelea de perros, que se celebraban como una costumbre cada fin de semana. Era parte esencial del entretenimiento.

Con ese propósito, el científico Antonio Norez Martinez, en su afán de crear un can parecido al extinto perro de pelea Cordobés pero de mayores proporciones y fuerza, tuvo una gran idea: combinar el pitbull y otro grupo de canes como el Bulldog, Bulterrier, Alano, Mastin, entre otros.

Subir