Bichón Frisé

El Bichón Frisé es un perro pequeño y robusto con un llamativo aspecto de peluche que lo vuelve inconfundible ante cualquier otro can. Se caracteriza por ser muy alegre y juguetón además por ser sociable y llevarse bien con los niños por lo que es ideal para cualquier familia.

El termino Frisé adjunto a su nombre quiere decir rizado en francés, dicha denominación que ganó gracias a su vistoso pelaje ondulado.

Características y Cuidados del Bichón Frisé

Bichón Frisé

Tamaño.

La estatura en machos de un Bichón Frisé normalmente es de 23 a 28 cm y las hembras miden unos 23 a 25 cm.

Peso.

El peso recomendado para los machos es de 3 a 5 kg y para las hembras 3 a 4 kg.

Pelaje.

El pelaje del Bichón Frisé tiene un emblemático color blanco, de una textura suave, abundante y rizada, por ser blanco requiere de lavados frecuentes pues su pelo tiende a ensuciarse fácilmente, al menos una vez por mes.

Personalidad del Bichón Frisé.

El Bichón Frisé suele ser un perro muy dócil, obediente y fácil de amaestrar, este canino es fiel a su amo y a la familia que lo acoge, aprecia las muestras de afecto pues es cariñoso por naturaleza.

Es social ante otros perros ajenos a él y se adapta a cualquier entorno. Un can muy efusivo y a pesar de su pequeño tamaño tiene un ladrido fuerte. Es dominante y desconfiado ante extraños.

Raza de perros medianos

Cuidados del Bichón Frisé.

  • Aunque su vasto pelaje lo protege del sol no se debe exponer prolongadas horas a los rayos solares.
  • Se aconseja uno o dos cepillados semanalmente, para ayudarle a eliminar el pelo muerto.
  • Estar siempre atentos a posibles molestias en sus oídos, ojos y dientes y mantenerlos limpios.
  • No olvidar los consejos del veterinario pues cada perro es singular y controlar sus vacunas.

Alimentación.

Contando con una alimentación balanceada, rica en nutrientes y con un alto contenido en proteínas. Debemos cuidar el sobrepeso y la sobrealimentación, pues estos pequeños perros aumentan con facilidad de peso al vivir una vida sedentaria.

Enfermedades.

Además de las infecciones y alergias comunes en los caninos existe la posibilidad de padecer displasia de cadera, cataratas, y también luxación en rótulas, cálculos en las vejigas, entre otros; por eso es importante la vigilancia del Bichón Frisé para ver cualquier anomalía en su comportamiento.

Origen del Bichón Frisé.

En un comienzo esta raza de perros medianos solía llamarse Bichón Tinerfeño pues fue introducido a Tenerife durante el siglo XVI cuando fue acogido por la realeza hasta que fue perdiendo fama y siendo abandonados en la calles; pero fue posterior a la primera Guerra Mundial cuando visitantes franceses le dieron un vuelco a su reputación volviéndolos nuevamente populares y renombrándolos como se conocen hoy en día Bichón Frisé.

Subir